Provitas 


Noticias

Caso de Rabia en Francia

Nos informan del Colegio Oficial de Veterinarios de Cataluña que se ha declarado un caso de Rabia en Francia. Ha aparecido en un perro que viajo a Algeria y al volver a Francia fue declarado positivo de la enfermedad. Todo perro o carnívoro no vacunado que tuviera contacto con el animal positivo será eutanasiado si no ha sido vacunado anteriormente. Los animales vacunados que entraron en contacto con el perro afectado serán puestos en cuarentena.

Este caso nos afecta, pues debido a los viajes a Europa y al norte de África realizados en estas fechas por animales de compañía, aumentamos el peligro de contacto con este virus. Por ello la Generalitat de Catalunia está trabajando en la elaboración de una ley para la obligatoriedad de la vacunación de la Rabia. Actualmente Cataluña es de las pocas comunidades autónomas que no obliga a los dueños de perros a vacunarlos de la rabia.

Con este escrito queremos avisaros del posible cambio en un futuro próximo de la legislación y recordaros que en caso de que viajéis con vuestros perros, la vacunación es obligatorio en la mayoría de destinos.

La vacuna de la Leishmania

En la Clínica Veterinaria PROVITAS somos conscientes de la preocupación que les supone que su perro se vea afectado por la leishmaniosis. Como sabrán, se trata de una enfermedad parasitaria transmitida por unos mosquitos denominados flebotomos, que afecta gravemente a los perros y  también puede transmitirse a las personas. Supone una de las enfermedades más devastadoras y más frecuentes que pueden afectar a los perros de la cuenca mediterránea y actualmente no existe ningún tratamiento que la pueda curar.

Sin embargo, hay varias formas de evitar que nuestra mascota contraiga la enfermedad. Existe el Leisguard, que es una medicación que aumenta la inmunidad de nuestro perro, es decir la capacidad de lucha contra el parásito. También hay repelentes para el insecto que transmite la enfermedad, como collares y pipetas. Sin embargo, a día de hoy ya disponemos de una vacuna, mucho más eficaz, que permite realmente luchar contra la enfermedad una vez el animal ha sido picado por el flebotomo.

Desde Provitas recomendamos administra la vacuna a vuestra mascota cuanto antes, porque con la primavera llega el calor y también el insecto que transmite la Leishmania.

Si desean más información al respeto o están interesados en vacunar a su perro, pónganse en contacto con nosotros a través del teléfono 938975195 o del mail: info@provitas.es

COMO RECONOCER LOS SINTOMAS DE ENVENENAMIENTO

Estos son los síntomas más comunes que se presentan:

  1. Vómitos
  2. Diarreas de aparición brusca
  3. Temblores
  4. Babeo
  5. Incoordinación
  6. Convulsiones

Ante la mínima sospecha de que nuestro amigo ha podido comer algún veneno, debemos llamar a nuestro veterinario para que nos indique lo que podemos hacer. Os dejamos aquí unos consejos de actuación rápida que pueden salvar la vida de nuestra mascota:

  • Vigilar a nuestro amigo durante el paseo para evitar que coma cualquier cosa del suelo.
  • Si pillamos a nuestra mascota “in fraganti” comiéndose un posible veneno, deberemos inducir el vomito inmediatamente. La forma de hacerlo será con agua oxigenada, mezclando en un vaso 1/3 de agua oxigenada con 2/3 de agua y dándole de beber con una jeringa. Si el animal no vomita en 20 minutos deberemos llevarlo inmediatamente a nuestro veterinario para que provoque el vomito con la medicación indicada o realizar un lavado de estomago. No inducir el vomito si ha ingerido lejía, gasolina o cualquier otro irritante gástrico. Aconsejamos siempre que haya duda acudir rápidamente al veterinario para ganar tiempo. En problemas de intoxicación el tiempo de actuación es muy importante y puede cambiar la evolución del proceso.
  • Tomar la temperatura para saber si nuestra mascota esta hipotérmica (temperatura más baja de lo normal) o hipertérmica (más alta de lo normal). La temperatura normal de perros y gatos es de 38-39ºC. Si la temperatura es baja deberemos calentarlos con mantas o secadores. Si por el contrario la temperatura es muy alta, podremos refrescarlos con un poco de agua, sin empaparlos.
  • Si aparecen temblores, debemos llevarlos inmediatamente al veterinario ya que estos temblores pueden dar lugar a convulsiones que necesitan ser tratadas con medicaciones especiales.

Mantener la calma en todo momento para trasmitirle a nuestra mascota tranquilidad.
Un toxico o veneno es cualquier sustancia dañina para el organismo. Nuestras mascotas, al ser curiosas por naturaleza, tienen tendencia  a explorar lugares insólitos, lo que les pone en contacto con insectos, animales muertos, plantas tóxicas o cebos envenenados.
Debemos aprender a reconocer los síntomas de intoxicación para actuar de forma rápida y así evitar que el toxico continúe absorbiéndose y dañando el organismo de nuestra mascota.

LEYENDAS URBANAS EN INTOXICACIONES

1. Las nueces de macadamia producen debilidad muscular en los perros.
VERDADERO: una cantidad de una nuez por kilo de peso corporal, suele ser suficiente para producir signos clínicos como debilidad, depresión y vómitos.
2. La ingesta de uvas y pasas pueden producir insuficiencia renal en perros.
VERDADERO: 5 o 6 horas después de la ingesta puede aparecer un cuadro de vómitos, polidipsia (beben mucho), letargo, temblores y diarrea. De una a dos uvas por kilo de peso corporal pueden ser suficientes para inducir estos síntomas en nuestra mascota.
3. La ingesta de caramelos o chicles sin azúcar que contengan xilitol es toxica para perros.                                                                                        
VERDADERO: entre 30-60 minutos después de la ingesta puede aparecer un cuadro de debilidad, ataxia y colapso total.
4. La ingestión de chocolate puede envenenar a los perros y gatos.   
VERDADERO:      todos los chocolates contienen metilxantinas que son toxicas para nuestras mascotas. Esta sustancia produce síntomas como hiperactividad, vómitos, diarrea, diuresis, inquietud, taquicardia y arritmias.
5. Las cebollas y el ajo pueden ser nocivos para los perros.                                   
VERDADERO: pueden producir depresión, taquicardia y anemia por destrucción de glóbulos rojos.
6. Los productos repelentes anti mosquitos son seguros para ser usados en perros y gatos.                                                                                                  
FALSO: todos los repelentes anti mosquitos que contienen DEET ( N,N-dietil-toluamida) son potencialmente tóxicos para perros y gatos. A las 6 horas de una exposición excesiva pueden aparecer síntomas como hipersalivación, vómitos, ansiedad, temblor, convulsiones.
7. El té es un buen antídoto para los envenenamientos de los perros y gatos.
FALSO: el té contiene cafeína, de modo que es 5 o 10 veces más toxico que el chocolate. Puede tener propiedades beneficiosas, pero los efectos nocivos son generalmente mayores que los beneficios que pueda aportar.

VIAJAR CON MASCOTAS

Comienzan los preparativos de las ansiadas vacaciones y para los que compartimos nuestra vida con una mascota, nos planteamos ¿qué hacemos con el perro/gato?
La respuesta es sencilla si seguimos algunos consejos. Además cada día existen más hoteles y apartamentos turísticos que admiten mascotas.
Antes de partir, es importante acudir al veterinario para:

  • Actualizar las vacunas e informarnos de las vacunaciones obligatorias en otras comunidades autónomas o países.
  • Desparasitar con un producto eficaz y adecuado frente a parásitos intestinales.
  • Obtener los certificados sanitarios correspondientes para el viaje.
  • El veterinario nos puede aconsejar un sedante adecuado para facilitar el viaje de nuestra mascota.
  • Protección frente a pulgas, garrapatas y mosquitos mediante productos antiparasitarios externos.
  • Si nuestro compañero todavía no lleva identificación, este es el mejor momento para implantar el chip. En caso de pérdida es el único método que asegura su identificación y recuperación, y además es obligatorio en todos los países de la unión europea.
  • Precauciones especiales: nos informaran sobre las zonas de mayor riesgo para enfermedades como la Leishmaniosis o la filariosis ( enfermedad del gusano del corazón).

Problemas de las mascotas relacionadas con el verano:

  • Golpe de calor: debido a la reclusión en pequeños espacios expuestos al sol.
  • Los signos más característicos son jadeo intenso, taquicardia y temperatura corporal superior a 40°C.  Siempre es aconsejable consultar inmediatamente al veterinario. El método más rápido de bajar la temperatura es un baño a temperatura ambiente (nunca fría pues podríamos producir un estado de shock) o poner toallas húmedas encima del animal.
  • Infecciones parasitarias intestinales: el clima cálido aumenta la presencia de parásitos en el ambiente. Para evitarlo hay que realizar una desparasitación preventiva y regular 4 veces al año.
  • Alteraciones de la piel por parásitos como moscas, mosquitos, pulgas y garrapatas. Por ello hay que usar productos repelentes adecuados
  • Dermatitis solar: los perros y gatos con zonas de piel no pigmentadas están predispuestos a quemaduras solares. En estos animales es imprescindible evitar contacto con el sol en el horario de 10-17h y si no es posible, utilizar protectores solares especiales para nuestras mascotas.

LA IMPORTANCIA DE LA DESPARASITACIÓN

Pulgas: son insectos muy pequeños, sin alas pero con capacidad para dar grandes saltos. Provocan enfermedades como anemias, parásitos intestinales…que pueden provocar síntomas como cansancio, debilidad, vómitos y diarreas entre otros.
Al aproximarse la temporada de primavera-verano y con la llegada del buen tiempo, aumentan los problemas de ectoparásitos y endoparásitos en nuestras mascotas. Es importante conocer cuáles son los parásitos que les afectan y saber cómo podemos prevenirlos y controlarlos.
Garrapatas: son como pequeñas arañas que cuando pican a nuestra mascota se quedan ancladas en la piel. Pueden transmitir enfermedades como la ehrlichiosis que producen anemias, fiebre, debilidad y afectación de órganos internos
Mosquitos: cualquier mosquito puede picar a nuestra mascota, pero deberemos prestar atención a los del genero flebotomos ya que estos pueden transmitir la enfermedad leishmaniosis. Algunos síntomas que apreciamos en nuestra mascota son problemas de piel, adelgazamiento, vómitos, heridas que no cicatrizan…
Parásitos intestinales: algunos son visibles en las cacas como pequeñas lombrices o como granos de arroz, pero otros son tan pequeños que solo son visibles a través del microscopio. Algunos síntomas que apreciamos en nuestras mascotas son diarreas, vómitos, pérdida de peso y apetito.
¿Cómo podemos proteger a nuestras mascotas?
Las pipetas son muy cómodas porque se absorben a través de la piel y se aplican una vez al mes en función del peso de nuestra mascota.
Los collares antiparasitarios son muy efectivos frente a mosquitos, pulgas y garrapatas y su duración variara entre 4-6 meses en función del fabricante
Existen también comprimidos frente a pulgas y garrapatas que se administran cada 3 meses, aunque debemos tener en cuenta que seguiremos protegiendo externamente frente a mosquitos.
Antiparasitarios internos: debemos desparasitar internamente a nuestras mascotas cada 3 meses, prestando especial atención en las épocas de más calor ya que las temperaturas altas favorecen la proliferación de parásitos en el ambiente.

EL ÉBOLA Y LOS ANIMALES

En la actualidad que estamos viviendo, la sociedad está preocupada por la incertidumbre y el miedo que está causando una enfermedad poco conocida hasta hoy: el Ébola. Desde el equipo de Provitas hemos querido hacer un pequeño resumen sobre esta enfermedad, y de cómo se relaciona ésta con nuestros amigos los animales.
¿QUÉ ES Y CÚAL ES SU ORÍGEN?
El género Ebolavirus comprende cinco especies distintas, y pertenece a la familia Filoviridae (filovirus).
Los brotes de enfermedad por el virus del Ébola (EVE) tienen una tasa de letalidad que puede llegar al 90%. Este virus se detectó por primera vez en 1976 en dos brotes simultáneos ocurridos en Sudán y República Democrática del Congo. La aldea en la que se produjo el segundo está situada cerca del río Ébola, que da nombre al virus.
¿CÓMO SE TRANSMITE?
Se considera que los huéspedes naturales del virus son los murciélagos frugívoros de la familia Pteropodidae.  El virus se introduce en la población humana a través de contacto estrecho con órganos, sangre, secreciones u otros líquidos corporales de animales infectados que se encuentran muertos o enfermos en la selva, como chimpancés, gorilas, murciélagos de la fruta, monos, antílopes y puercoespines.
Más tarde, se propaga entre la población humana mediante contacto directo con órganos, sangre, secreciones u otros líquidos corporales de personas infectadas, o por contacto directo con materiales contaminados dichos líquidos. 
¿QUÉ SÍNTOMAS PROVOCA?
La EVE es una enfermedad aguda grave, que se caracteriza por fiebre súbita, debilidad intensa, dolores musculares, de cabeza y de garganta; más tarde aparecen vómitos, diarrea, erupciones cutáneas, disfunción renal y hepática, y en algunos casos hemorragias internas y externas.  El periodo de incubación (intervalo desde la infección por contacto directo hasta la aparición de los síntomas) oscila entre los 2-21 días.
¿CÓMO SE DIAGNOSTICA?
Esta enfermedad solo puede diagnosticarse definitivamente mediante distintas pruebas de laboratorio, que detectan restos de virus (PCR) o anticuerpos que el sistema inmune del individuo infectado crea para defenderse del virus (serología).  Las muestras de los pacientes suponen un enorme peligro biológico; por lo que deben realizarse en condiciones de máxima contención biológica.
¿EXISTE TRATAMIENTO?
No hay vacuna contra la EVE; se están probando varias pero ninguna está aún disponible. Tampoco hay ningún tratamiento específico; se está probando plasma de enfermos que han sobrevivido a la enfermedad, ya que dicho plasma contiene anticuerpos que han podido “vencer” al virus.
¿Y COMO AFECTA TODO ESTO A MI PERRO? ¿PUEDE CONTAGIARSE?
Es muy improbable que un perro se exponga al virus del Ébola fuera de las regiones endémicas en África, ya que requeriría el contacto con secreciones corporales de un ser humano con síntomas de EVE.
Existe un estudio científico hecho en perros en una comunidad que estaba sufriendo un brote del virus del Ébola, en el año 2005. Un 27% de los perros sanos tenían anticuerpos frente al virus, es decir que habían estado en contacto con éste, pero ninguno tenía virus detectables en la circulación sanguínea. La exposición de estos perros al virus no sorprendió a nadie, ya que alguno de ellos había hurgado en los cuerpos de animales que podían haber muerto por dicho virus y tenían contacto directo con personas con la enfermedad activa.
Esta situación es totalmente distinta a la de un animal de compañía que vive en un hogar y se expone de forma transitoria a un ser humano que ha estado expuesto o tiene una infección en sus fases tempranas. Independientemente de que los perros puedan exponerse al virus, actualmente no hay pruebas de que los perros infectados eliminen el virus.
No hay ningún caso documentado de contagio de persona a perro, de perro a persona, o de perro a perro.
¿QUÉ SINTOMAS PUEDE TENER UN PERRO? ¿CÓMO SE PUEDE DIAGNOSTICAR?
En los perros, resulta asintomático, es decir, la infección no presenta síntomas. Las pruebas diagnósticas son las mismas que en humanos, que lo que hacen es detectar restos de virus o anticuerpos contra el virus. Pero al igual que en las personas, no se pueden realizar dichas pruebas diagnósticas sin medidas de bioseguridad adecuadas.
¿EXISTE TRATAMIENTO PARA LOS PERROS?
La situación es este aspecto es la misma que en las personas: no hay tratamiento efectivo en la actualidad.
 ¿Y LOS GATOS?
Actualmente no existen datos sobre el Ébola y los gatos.
¿Y EL CASO DE “EXCALIBUR”?
El caso de Excalibur es una situación que todos lamentamos profundamente, especialmente los veterinarios, ya que somos muy conscientes del vínculo tan estrecho que se establece en la convivencia con un animal. Sobre este caso quedó de manifiesto que actualmente en el territorio español no existe un centro animalario con medidas de bioseguridad y biocontención de nivel 4 (que es el que se ha establecido para el estudio del Ébola) para poder realizar el aislamiento, desinfección y seguimiento. 
Desgraciadamente, la falta de información sobre el virus del Ébola en perros hace que la elaboración de guías prácticas de manejo de dicha enfermedad, sea difícil.


Laureà Miró, 266-274 Local 2
Esplugues de Llobregat,
08950 (Barcelona)
938 975 195
info@provitas.es
De Lunes a Viernes:
10.00-13.30h / 17.00-21.00h
Sábados: 10.00-13.30h